6/5/08

CITY LIMITS

Día subidísimo en Melbourne.



aprovisionando al koala amigo con una hoja de eucalipto



Salimos desde City Limits calle abajo hacia Chinatown. Con ritmo. 9 de la mañana y la ciudad despertándose. Misión: encontrar adaptadores de corriente Europa/Australia. Fácil. Acabamos gastando prácticamente todo nuestro dinero en cámaras fotográficas y otros dispositivos electrónicos. El dólar engaña. El dólar-trampa. Zumo verde.

Melbourne resultó un lugar con muy buen aire. Muchachas chinas adornando nuestro paseo con ropa de moda. En la tienda de electrónica, el chico con la barbilla más grande y roja de Oceanía nos recomienda unas compras. Caímos y lo celebramos con un sandwich. En el Subway. Félix lo pide sin pan ante el asombro de la empleada.

"No bread please".

Quería decir "sin jamón". El Flaco no domina el inglés pero sortea las calles australianas con gracia y soltura. Nos sentamos en la terraza y el tranvía anuncia ADSL de 8 megas. Un toldo verde nos protege del viento. De repente, 30 aves rodean el sitio. Nos acojonamos. Palomas, gaviotas y pajarillos. Del tamaño de un vaso de café en España, la piel de rayas negras y amarillas. A la mujer mayor le parece normal y les da de comer. Tragamos rapidísimo y volvemos al hotel.



Nos recogen Ash y Sophie. Se unen algunos amigos. No recuerdo los nombres pero me gustan. Una hora de carretera hasta Healesville Sanctuary. Viñedos y un gran sol. En el zoo hay muchos niños pero nosotros estábamos más impresionados. Claramente. Tomamos mil fotos. Caminamos entre especies autóctonas y se enfría la tarde.



Y luego: la tragedia. el botón equivocado y borro todas mis capturas. Koalas, canguros, wombats, ratas de agua, videos de águilas, erizos, árboles y otras plantas. Personas.

Súper triste.

Luego, fish and chips y entrevista en 3RRR. Cuento la desgracia de las fotos on air. Estupor nacional. A los 5 minutos, llama el director del zoo de Melbourne enternecido por la historia. Nos invita el jueves gratis a abrazar koalas. ¡Sí!

Ya de vuelta en el vecindario, cena en Casa Mistletone y discos buenos. Nos quedamos dormidos como 6 horas y acabamos llevándonos la comida en un tupperware.



De vuelta en City Limits. 7 de la tarde en Barcelona. 3 AM en Melbourne. A ver quiés es el guapo que duerme ahora.

post-data importante
: hemos hecho un flickr para que los amigos puedan ver nuestras fotos del viaje. PRESIONA. O entra aquí si eres vieja escuela y prefieres copiar/pegar en tu explorador:

http: //www.flickr.com/photos/discotecaoceano

4 comentarios:

Allen Ginsberg In Space dijo...

I really wish I could understand your blog!
Great job, I hope I can see you in SF when you're around.



PEACE

elintenso dijo...

Viva el koala. Quién no se acuerda de Mofli? Un Mofli para todos...

Anónimo dijo...

si yo no veo fotos no me creo que tu hayas visto wombats. abrazarás a un koala? q envidia! lo sabe alba? grrrrr

rey-ardilla dijo...

Los koalas son mis animales favoritos, y eso que una vez, cuando tenía unos 10 años, soñé que uno se comia a mi hermano!
Enhorauena por tu disco, no paro de escucharlo, ahora todos aquellos discos alegres ya no lo parecen tanto por culpa del tuyo.

No veas la puli k te estoy haciendo en portugal ( a ver si asi se les pega un poco de alegria)

saludos, Carlos.